Alcatraz

febrero 22, 2012 at 1:59 pm

Después de haber servido a la milicia, la ahora turística Isla de Alcatraz es escenario para una de las series de televisión más esperadas; y, es que pese a las críticas, J.J. Abrahms siempre generará expectativas y controversia. Así, en enero de este año, dio inicio Alcatraz y con ella las comparaciones entre islas, así como entre los recursos y personajes que la vinculaban con Lost y Fringe. Se escribió mucho sobre si ya se podía señalar una obsesión isleña en J.J. Abrahms o si, alguna vez, nos daría una representación diferente de la agente del FBI que no remitiera a Dana Scully de The X-files. Obviando, por supuesto, que el entrañable Hugo Reyes de Lost encarna al doctor en Historia Diego Soto, quien en mancuerna con la detective Rebeca Madsen (Sarah Jones), intentará resolver el misterio que se originó en 1963, cuando supuestamente Alcatraz fue desalojada por malas condiciones y costos excesivos.

 

El periodo de la isla como prisión federal es sostén del argumento. Los presos que contuvo eran criminales y asesinos peligrosos y, por ese motivo, estuvieron aislados de la ciudad; entre ellos se contó a Al Capone, por ejemplo. La serie plantea que el 21 de marzo de 1963 desaparecieron inexplicablemente de la isla guardias y prisioneros, reapareciendo 50 años después sin rasgo alguno de envejecimiento ni ningún aparente recuerdo posterior. La historia oficial y la verdadera se mezclan en una línea de ficción en la que solamente importa mantener el secreto y capturar a los recién llegados. Desde la prisión, se oculta un laboratorio de búsqueda y rastreo liderado por Emerson Hauser (Sam Neill) y Lucy Benerjee (Parminder Nagra) que da pruebas de la existencia de asuntos súper clasificados del gobierno.

 

 

Hasta ahora, los siete capítulos transmitidos de la primera temporada han sido auto conclusivos y han girando alrededor de la captura de un preso por episodio. Mediante cápsulas en flaskback de la historia personal de cada recluso con la isla de Alcatraz se develan eslabones de una cadena que parece inconclusa, se vislumbran sino respuestas algunos caminos que, seguramente, mostrarán más vías en un laberinto que parece estar siendo diseñado en otra realidad. Las paradojas temporales, los viajes en el tiempo, los saltos cuánticos y la implicación de extraños seres son tópicos recurrentes en las producciones de J.J. Abrahams; ahora mismo, quienes seguimos Fringe estamos sufriendo las evidentes dificultades para concluir una historia que brinca de un universo a otro sin tener muchas ganar de ir a algún sitio.

 

Se rumorea que el final de Fringe se acerca, que con él vendrán respuestas y un cierre digno; respecto a Alcatraz está la apuesta, una vez más, de que se logre una historia de misterio y ciencia ficción ejemplar. Sin embargo, a casi la mitad de la temporada, deberíamos estar considerando recuperar lo apostado y mirar hacia otro lado mientras se afila la emoción o se le ocurre a su productor una nueva historia.

En twitter como ValaSailhin

119 total views, 1 views today

Otras cosas interesantes: