Cuando falta inspiración…

mayo 21, 2012 at 12:55 pm

A todos nos ha llegado a pasar que la inspiración se bloquea (por lo menos en alguna ocasión), cuando se diseña, cuando se quiere abstraer una idea y no… no se puede aterrizar. De inicio es difícil forzar la creatividad, de hacerlo nos estaríamos bloqueando más, necesitamos preguntarnos y entender por un segundo ¿qué es lo que no está conectando? así que acá les dejo unos consejos cuando falta inspiración…

Tomar un descanso

Descansar las ideas, cuando sentimos que la musa inspiradora se cortó, es importante detenernos para que la lluvia de conceptos empiece a tomar su cause, podemos estar haciendo “veinte cosas” a la vez y creo que ese es el problema (la dispersión del objetivo), simplemente si son las dos de la mañana y no surge esa idea para un anuncio o una campaña, es mejor ir a descansar, después de unas horas las ideas se volverán a conectar, nuestro cerebro inconcientemente estará trabajando para solucionarlo y cuando se retomen esas ideas “borrosas” el concepto lo veremos mucho más claro.

Relajarnos con alguna actividad

Este punto y los siguientes se pueden entrelazar con el primero, solo que aquí podemos ver que “descanso” no siempre es sinónimo de “bajar la velocidad”, por el contrario puede significar relajarnos con alguna actividad practicando un deporte por ejemplo. Lo importante es la palabra actividad, lógicamente lo podemos relacionar directamente con un hobbie, y cualquier actividad que decidamos por hobbie nos mantendrá concentrados, con la mente enfocada… no precisamente en algún concepto de diseño, pero si en alguna experiencia de uso o de función de algún objeto de diseño. Al final esto nos ayuda a abrirnos el panorama, regresar con “nuevas ideas” y mucho más inspirados.

• Dar un paseo

Realizar alguna actividad a veces implica “dar un paseo”, pero lo importante no es el concepto paseo, el punto es movernos, integrarnos al entorno, aquí la clave es que nos demos cuenta que muchas de las respuestas que buscamos están implícitas en nuestro contexto, así que de vez en cuando (diario, cotidianamente) es bueno dar un paseo, observar para inspirarnos y aterrizar ese concepto que andaba extraviado.

• Conversar

Intercambiar puntos de vista es una manera de empezar a relacionar nuestras ideas, de complementar el cincuenta porciento de la idea final. Con frecuencia podemos conversar con amigos colegas, o bien con los autores de la “teoría” através de revistas, libros, periódicos, etc. lo principal es descubrir o conocer algo nuevo que nos inspire, regresar y transformar nuestras propias ideas.

Me despido bandita, ustedes qué opinan? qué hacen cuando falta inspiración? Soy Erika, me pueden encontrar en TuiterLand como @dgraphicstyle. Me dará gusto leerlos, hasta la próxima.

 

188 total views, 1 views today

Otras cosas interesantes: