Drive

febrero 16, 2012 at 1:58 pm

La nominación al Oscar en la categoría de Mejor Edición de Sonido para Drive (2011) me parece una excelente idea; también que hayan por fin realizado una película en la que el romance/amor verdadero se mezcle con autos, crímenes y violencia en un ambiente retro y oscuro a la vez. Es decir, finalmente las parejas tradicionales basadas en el cliché podrán ir al cine sin tener que pelear ni negociar. Lo lamento un tanto por los varones porque con sólo tres secuencias de persecución y hora y media de miradas manipuladas por Cupido, creo que puede no ser justo.

Drive no es Rápido y Furioso, ni una clásica de Tarantino, ni siquiera es una Chick flick recalcitrante; no, es una película con el súper amado Ryan Gosling y Carey Mulligan, tan de moda en Tumblr, que relata la historia de un prodigioso conductor de autos (Gosling) que hace de doble para cine, de mecánico en un taller y de taxista en robos donde hace gala de su talento al escapar de patrullas y helicópteros de vigilancia.

El conductor no tiene nombre, casi es mudo, y eso a la crítica parece encantarle porque del personaje escriben que es un anti héroe cuyo mutismo y figura estoica elimina cualquier rasgo identitario. ¿Quién es ese conductor? se preguntan, y se responden con un No es importante, mira su rostro, ahí lo dice todo. Lo cierto es que es tipo rudo que, como todo tipo rudo, su debilidad es el amor que encuentra en la lánguida y vulnerable Carey Mulligan y su pequeño hijo. Capaz de exponer su vida para protegerlos del marido ex convicto que vuelve a casa con más líos y peligros, decide ayudarlo en un robo para que éste pueda saldar una deuda con la mafia.

Las cosas obviamente saldrán mal ocasionando mucha sangre en la chaqueta del conductor. A cuadro están también Bryan Cranston (Malcom in the middle, Breaking Bad) y la guapísima Christina Hendricks (Mad Men), cada uno en personajes aburridos y prescindibles en la cinta. De igual forma, poco importa la historia sobre las carreras de autos que sólo sirve de pretexto para integrar a la mafia, o el robo fallido incomprensible que es el eslabón para que el conductor cambie su vida violentamente y se convierta en héroe, o su aparente éxito como doble en el cine, o su clandestino oficio nocturno, o el rol de la mafia respecto al poder… ¿qué importa, entonces, en Drive?, ¿cuál es, finalmente, la historia que cuenta?

En lo personal, su director Nicolas Winding Refn, quien ha reconocido la enorme influencia del trabajo de Alejandro Jodorowski en su obra, no me parece pretencioso como señalan sus detractores; por lo menos no en el sentido despectivo; creo que proyectos pretenciosos han logrado resultados innovadores y creativos. Drive ha tenido excelente respuesta con las audiencias, lo que significa que como espectáculo funciona; en ese sentido, es valioso porque el cine también es entretenimiento y no sólo sesudos y prolongados análisis de plano por plano. Los muchos reconocimientos que ha tenido invitan a verla, a indagar en los gustos y preferencias que  encumbran a la película y a sus actores; al igual que las posturas polémicas de amarla u odiarla. Deseo que todos la vean y que también la amen para que así no sientan que perdieron un poquito de sus vidas frente a la pantalla.

En twitter como ValaSailhin

Acá el tráiler

149 total views, 2 views today

Otras cosas interesantes:

Tags: