El diseño y la experiencia del #ELD2012

agosto 13, 2012 at 6:38 pm

Continuando con el post de la semana pasada, me gustaría compartirles mi experiencia personal al haber participado en el Encuentro Latinoamericano de Diseño 2012 en la Universidad de Palermo, acá se los dejo…

El motivo principal de haber asistido al evento fue que presenté una conferencia en la UP, a la que titulé “Diseño y Hábitat”. Recibí instrucciones donde marcaban la fecha, la sede, el tiempo que debía durar la charla, etc. Todo estaba “cronometrado” y todo funcionó como un sistema de engranes. Expositores, alumnos, colaboradores, staff, etc.. todos nos fusionamos en ese sistema de pequeños engranes para que el encuentro transcurriera sin contratiempos.

De inicio, para un evento de este alcance debe existir una logística increíble, perfecta, una comunicación eficaz y sobre todo la colaboración puntual de los que organizan y participan. Muchas personas obviamente no somos originarias de Buenos Aires, se asiste de toda Latinoamérica y algunos países de Europa, así que el Encuentro se apoya de un buen sistema de señalización para no sentirnos “perdidos”, claro aparte nos identificamos por colores en nuestros gafetes para saber qué es lo que debemos hacer.

El día que fue mi turno de presentar la conferencia, estaba nublado… empezó a llover, caminé unas cuadras y tomé un taxi mentalizándome que todo iba a salir bien. Me dí cuenta que TODO! es cuestión de actitud, así que lo empecé a disfrutar y en realidad percibí un ambiente mucho más positivo.

Llegué a la universidad, me dieron mi gafete, dejé correr los minutos y empecé a observar lo que había alrededor: el área de las mesas donde podías esperar, las computadoras, las señalizaciones, el itinerario, hasta los ascensores que no dejaban de subir y bajar.

Básicamente percibí el diseño de un evento muy bien organizado, pero más que eso, reconozco que el intercambio de ideas de los expositores y de los mismos alumnos es lo que le da vida al encuentro. El tiempo pasaba, mi reloj apuntaba la hora de subir por uno de los ascensores al primer piso rumbo a la sala que se me había destinado. Afortunamente los asistentes ya me estaban esperando, me sentí emocionada y como es lógico me presenté formalmente, comencé. Básicamente mi discurso se basaba en esta aseveración:

“El diseño se envuelve por un proceso analítico, requiere involucrarnos en el entorno donde coexisten el individuo y la necesidad del diseño. El vínculo que se observa es la relación entre hombre y hábitat, esto para comprender la inserción del oficio en la sociedad, lo que se materializa en la identidad de una cultura a través de la producción de objetos de diseño”

Es decir, busqué que se comprendiera nuestro oficio como un mediador y se enlazara desde tres niveles: desde la espontaneidad (o complejidad) del hombre, hasta integrarlo a su configuración social y su referente cultural.

El objetivo era que los asistentes conceptualizaran al diseño como un transformador de nuestro medio que busca “urgentemente” un equilibrio en la interacción hombre-hábitat, así que se quedó una reflexión muy interesante… habrá que empezar a revalorizar nuestro oficio si queremos llegar a ese equilibrio, incluso habrá que reconocer nuestra disciplina como una herramienta que nos permite evolucionar.

Al final como en cada actividad, se escuchó un aplauso que agradecí, al igual que la asitencia del público. Me despido bandita así fue como viví y experimenté ese día, soy Erika, si visitan Twitter me encuentran como @dgraphicstyle me dará gusto saber de ustedes! Hasta la próxima bye-bye.

 

108 total views, 1 views today

Otras cosas interesantes: