Lucas Marangon

febrero 17, 2012 at 2:47 pm

Lucas Marangon es un personaje importante dentro de la escena del cómic que nació en Santa Fe, Argentina en 1971, pero a los 6 años por motivos políticos vino a la Ciudad de México, donde curso sus estudios elementales. Regresó a Argentina, estudió artes y se recibió como Diseñador Gráfico, antes de regresar a México trabajó como dibujante de historietas hasta que obtuvo su primer contrato con Dark Horse como dibujante de R.I.P.D , historia con la cual actualmente se filma un largometraje.

Lucas colaboró en varios títulos basados en franquicias populares como Star Wars, Aliens y Metalocalypse, hasta su debut como autor con la novela gráfica Hellcyon, de próximo lanzamiento.

A continuación nos cuenta como ha sido el desarrollo de su carrera y que nuevos proyectos tiene actualmente.

*¿Cómo te iniciaste en el ámbito de la ilustración y cuánto tiempo tienes dentro de ella?

Mi primera ilustración profesional fue para un periódico local en Argentina, en 1994. Fue una página de cómic a color que el editor de un suplemento dominical encontró atractiva y decidió publicar. Ése primer trabajo me dio exposición, que se tradujo en otros trabajos. Desde entonces, me he dedicado a engrosar mi portafolio y mantenerme en el medio.

* ¿Cuáles son tus mayores influencias y cómo se reflejan en tus ilustraciones o en tu estilo?

Es difícil llevar la cuenta mis influencias, sobre todo porque a cada rato surge algún artista que me resulta interesante en algún aspecto (anatomía, color, storytelling), y trato de incorporarlo a mi trabajo. Mis primeras influencias eran mucho más determinantes, pero no estoy seguro de que sean muy evidentes a esta altura. Me han dicho que Otomo se asoma en mi estilo, lo que considero todo un halago, pero pienso seguir evolucionando.

* ¿Cómo fue el cambio de zona geográfica para tu desarrollo laboral?

Cuando volví a México, Argentina estaba pasando por una crisis económica muy grave que diezmó la industria del cómic y similares. En aquellos tiempos Internet estaba en ciernes y no era un medio confiable (o accesible) para promocionarse o buscar trabajo, así que tomé la oportunidad de instalarme en México que conocía muy bien, y usarlo de plataforma para acceder a la industria norteamericana.

*¿Qué aspecto consideras que fue pieza clave para el desarrollo de tu trayectoria como dibujante de cómics, ( el talento, los contactos o amistades, la disciplina y Por Qué?

No hay que olvidar el factor suerte. En mi caso, mi poco o mucho éxito se debe a mi testarudez. Jamás he sabido autopromocionarme o cultivar contactos (lo digo como autocrítica), y la disciplina ha sido sólo la que me he impuesto para mejorar lo que no me gusta de mi trabajo. Un buen consejo siempre es “no seas arrogante, sé profesional y entrega a tiempo.” Eso es más confiable que todas las relaciones y hasta cierto punto, remplaza incluso la falta de talento.

*¿Cómo surgió tu relación laboral con Dark Horse y  a través de qué proyectos se ha consolidado, hasta llegar a lo que es hoy?

Después de instalarme en México, empecé a ahorrar para ir a San Diego, a la Comic-Con. Los dos primeros años consecutivos, aprendí lo que los editores necesitaban ver en un portafolio, mientras refinaba mi trabajo. Al tercer año obtuve mi primer contrato con Dark Horse. Hubiera aceptado una oportunidad en cualquier compañía, pero estaba feliz de trabajar para una editorial que tenía todas las licencias que me gustaban (Star Wars, Aliens, Terminator) y que además era conocida por promover el cómic de autor. Star Wars sobre todo, me dio la exposición que mi trabajo necesitaba, además de la oportunidad de debutar como guionista.

* ¿Con qué artistas que consideres importantes dentro del ámbito de la ilustración has  colaborado?

Trabajar como columnista en Star Wars Tales, que era una antología de autores, me dio la oportunidad de compartir créditos con escritores y dibujantes tan improbables, como Jan Duursema, Fabian Nicieza, Killian Plunkett, Leinil Francis Yu, Kia Asamiya, Tony Millionnaire y muchos más, pero lo más curioso y gratificante fue ver mi nombre junto al de Moebius, en la revista de un amigo mutuo.

*¿Además de México en qué otros lugares es conocido tu trabajo, y por medio de qué proyectos?

De nuevo, Star Wars es la licencia que mayor exposición me ha dado, más precisamente la saga de Tag & Bink, que se ha publicado en varios idiomas, incluido el checo.

* En Abril está por salir tu proyecto “Hellcyon,” ¿Qué tan difícil es publicar en EUA, y cómo fue este proceso?

Publicar un cómic de autor no es difícil en los EU. Si el libro es de calidad y está terminado, las editoriales te los sacan de las manos a cambio de posibles regalías. Lo difícil es producir una novela gráfica con tu propio tiempo y dinero, y más difícil aún es que una editorial te pague un adelanto para que lo hagas. Pero una obra publicada, siempre es una pieza importante en tu portafolios. En mi caso, Dark Horse sabía que estaba trabajando en un guión, y aunque estaban dispuestos a darme un adelanto, no se comparaba a lo que ganaba dibujando cómics por encargo. Cuando el trabajo empezó a escasear, tomé la oportunidad.

* ¿Qué opinas de la industria del cómic en México, cómo te has involucrado en ella y cuáles han sido los resultados?

Cuando llegué a México, lo primero que busqué, naturalmente, fue hacer cómics. Entonces sólo los “Sensacionales” (las historietas eróticas de bolsillo), dejaban algún dinero. La cultura del cómic en México siempre ha sido algo marginal, con pocos artistas y escritores dispuestos a remar a contracorriente para poder producir cómic serio en un país en donde no existe una industria editorial preparada para ello. Mi acercamiento con ésa “industria,” si se le puede llamar así, ha sido siempre como colaborador en proyectos de amigos que tratan de encontrarle la vuelta económica al cómic de autor con resultados dudosos o nulos. Creo que hay que seguir buscando maneras de acercar los cómics de autor al público, pero educando al mismo tiempo sobre la importancia de los cómics como medio cultural, algo que en Europa, por ejemplo, se da por sentado.

* Del Primer cómic en el que participaste en Dark Horse “RIPD”  existen rumores de qué se llevara al cine, puedes contarnos algo al respecto?

No es un rumor. La película está rodándose en Boston con las actuaciones de Ryan Reynolds, Jeff Bridges y Kevin Bacon. Naturalmente, habiendo sido contratado como artista y siendo la industria del cómic y el cine el los EU como es, no espero un centavo de todo eso. Pero mi crédito va a estar en la pantalla, lo que se suma a mi portafolios, y no deja de ser una experiencia gratificante, ya que fueron los guionistas de Furia de Titanes quienes abogaron por el proyecto en Universal.

* ¿Cuál es el proceso que llevas a cabo al momento de hacer una ilustración?

Siempre empiezo por leer el material de origen, para definir lo que la ilustración debe decir y el clima que debe transmitir. Entonces hago pequeños bocetos o “thumbnails”, teniendo en mente los elementos que creo que deberían estar presentes: personajes, paisajes, props. En esta etapa empiezo a componer. Una vez que encuentro una composición que me convence, llevo el boceto a la computadora y entinto (si es una ilustración basada en un cómic) y coloreo la pieza. En esta etapa defino la paleta, que se relaciona directamente con la atmósfera y el concepto de la ilustración. Rara vez hago bocetos para definir la paleta que voy a usar, pero es válido y necesario si se tiene una ligera duda de cómo los colores deberían afectar la lectura de la pieza.

*Cuéntanos más sobre tu proyecto Hellcyon ¿Qué pueden esperar los lectores regulares  de cómics?  ¿Y qué ofrece para el lector ocasional?

Cuando encaré Hellcyon, que es una historia de aventuras con mucho contenido político, empecé por el contexto. Quería asegurarme de que hubiera un marco definido que determinara a los personales y sus decisiones y no al revés. Es un arma de doble filo, porque podía terminar en un discurso social insufrible, así que me aseguré de incluir escenas de acción con exoesqueletos (soy muy fan de los mechas y me divierto muchísimo diseñándolos y dibujándolos), y escenas de personajes en las que el lector pudiera identificarse con ellos a nivel humano. Así que creo que Hellcyon ofrece algo para todos los gustos.

Si estás interesado en saber más acerca del trabajo de Lucas visita su página en Facebook http://www.facebook.com/LucasMarangon.Art

Agradezco a Lucas Maragon por las facilidades  para la realización de esta entrevista

Soy Tanz y si twitteas me encuentras en @Tanz_ashtray

Follow me on Twitter

483 total views, 1 views today

Otras cosas interesantes: