Wilfred

enero 26, 2012 at 11:30 am

¿Es el perro, en verdad, el mejor amigo del hombre? Casi con unanimidad se diría sí, muchos relatarían con emoción anécdotas y episodios divinos con sus mascotas, muestras de compañerismo y fraternidad que, asegurarían, no haber encontrado jamás en un humano. Ésta también es una constante en las representaciones audiovisuales de los animales domésticos. Dotados de cualidades humanas, los perros son educados, sensibles, amorosos y, cuando no lo son, se tiende al castigo o al cambio de actitud por la intervención de alguna experiencia bondadosa o dramática.

Pero, ¿qué sucede cuando el perrito es lo opuesto, cuando asume con gozo el libertinaje, la manipulación, la desfachatez, el humor negro y, casi por añadidura, la maldad? Y, lo mejor, ¿qué sucede cuando sólo usted mira a la mascota como un señor disfrazado de perro, que fuma mariguana, bebe cerveza, práctica sexo duro con un oso de peluche y, sobre todo, pretende controlar su vida? Lo que sucede es que Wilfred (2011), la comedia televisiva de la cadena FX, está en pantalla.

 

Wilfred es una nueva versión de la serie australiana con la que no sólo comparte el nombre y el argumento sino, también, a Jasson Gan quien creó y caracterizó a Wilfred en ambas. Resultado de un cortometraje que derivó en la primera versión para televisión, Wilfred narra la entrañable y perturbadora relación entre Ryan, representado por Elijah Wood, y el perro de su adorable vecina. Ryan es un abogado retirado y un suicida, de su fallido intento de muerte con pastillas le queda una resaca y el poder de interactuar inusualmente con Wilfred.

 

 

De a poco, enlazaran sus vidas como mejores amigos; sin embargo, Ryan iniciara una forzada introspección de vida guiada por Wilfred, quien se encargará de siempre mantenerlo al límite. En trece breves capítulos, la primera temporada logra una divertida comedia con una historia atípica. Con el absurdo y lo imposible haciendo añicos la cordura del frágil Ryan es innecesario pretender resolver el misterio de Wilfred, da igual si es una realidad paralela, si en verdad murió en aquel intento de suicidio, si es una broma o un castigo divino. Es tan inútil como querer siempre conocer el truco adentro de la chistera, mientras se ejecuta el acto de magia sólo queda sorprenderse al ver salir el conejo y aplaudir.

 

 

Así con Wilfred, cuyos motivos existenciales se ven desvanecidos en el humo que exhala de su pipa de agua, sentado en compañía de Ryan con las cervezas que beben mientras hablan de temas trascendentales como seguir el instinto y marcar territorio.

En twitter como ValaSailhin

Acá el trailer.

120 total views, 1 views today

Otras cosas interesantes: